Capacidades de virtualización avanzadas

Los intermediarios fuera

La idea detrás de una mayor parte de las tecnologías de virtualización de servidores supone la existencia de un «intermediario cuyo papel es conectar lógicamente la máquina virtual por un lado, y, por el otro el anfitrión real que manipula los recursos. La utilidad que se puede obtener de un Servidor Privado Virtual KVM se arraiga en el hecho de que la compilación del método KVM se lleva a cabo en el núcleo de la máquina anfitriona, lo que elimina la obligación de cargar otras aplicaciones informáticas – la máquina virtual huésped se conecta directamente con el host. Lo que se traduce en sobrecarga mínima y rendimiento mejor.
Capacidades de virtualización avanzadas

Aprovechar los recursos de una manera mejor

Aplicación conveniente de los recursos de servidor

En el caso común las máquinas virtuales exigen la presencia de un nivel adicional que las conecten con la máquina anfitrión haciéndose cargo de la administración de los recursos. Esta es una circunstancia que lleva a una cantidad reducida de recursos disponibles a los sistemas operativos huéspedes. Con los Servidores Privados Virtuales KVM, esta capa adicional se suprime, teniendo en cuenta que el la secuencia de procedimientos de virtualización está siendo elaborada en el sistema operacional del anfitrión. De esta forma, el total de recursos que el host ofrece pueden ser aprovechados por los Servidores Privados Virtuales existentes. La tal disponibilidad de recursos le facilita la ventaja adicional que se necesita si quiere que sus sitios web y aplicativos se distingan de la competencia.
Aprovechar los recursos de una manera mejor

Un máximo grado de control en todo relacionado al sistema operativo

Una completa libertad para desplegar el sistema operativo que desee

Una cosa que puede ser interpretada como limitación de los Servidores Privados Virtuales, vs. los servidores dedicados, suele ser el sistema operativo en especial – generalmente usted está limitado a el elenco de SOs ofrecidos por el proveedor. Con un Servidor Privado Virtual KVM, sin embargo, ya tiene la oportunidad – instalar prácticamente cualquier SO compatible con las capacidades de su servidor y el hardware del servidor madre. Lo que es viable gracias a la manera única en la que funciona la virtualización KVM. KVM es una parte integrante del sistema operativo del servidor, garantizando un diálogo sin mediaciones entre las máquinas guest y el host físico, eliminando completamente la necesidad de otro nivel de comunicación, que forma parte de varias soluciones de virtualización alternativas.
Un máximo grado de control en todo relacionado al sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL